Vuelta a un clásico: sardinas en conserva de La Tarifeña

sardinas
sardinas

Vuelta a un clásico: sardinas en conserva de La Tarifeña

El olor y el sabor de las sardinas es inconfundible. Huelen a bocadillos de infancia, a chiringuitos en la playa, a tapeo al mediodía, a tostadas y aperitivos que saben a gloria. En las despensas españolas es una de las latas que nunca falta, y es que somos el mayor consumidor europeo de este pescado azul. La Tarifeña relanza el que ya es un clásico de barras de bares, terrazas y despensas, con el aval de la calidad y la elaboración artesanal que caracteriza a la marca. Hoy hablamos de nutrición, gastronomía y de una de las delicias del mar más presentes en nuestros hogares: las sardinas en conserva.

Propiedades nutricionales de las sardinas en conserva

La sardina es uno de los pescados más populares en España, solo por detrás de la merluza y la pescadilla. En 2018 se consumieron en los hogares españoles 20 millones de kilos de sardinas, según el Observatorio del Mercado de Productos de la Pesca y la Acuicultura de la Comisión Europea (EUMOFA). Las razones de que este pescado azul despierte tantas pasiones son varias: por un lado, es un deleite para los sentidos; por otro, su perfil nutricional para nuestra salud es abrumador.

  • Las sardinas son ricas en en ácidos grasos insaturados Omega 3, algo que ayuda a reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y de tensión arterial. Esto las convierte en un gran aliado para mantener nuestra salud cardiovascular en orden.
  • Gracias a su elevada cantidad de proteínas, las sardinas en aceite son magníficas para el desarrollo muscular. Por eso, se recomienda especialmente su consumo durante la infancia, la adolescencia y también durante el embarazo.
  • Debajo de la cubierta de escamas, la carne de la sardina cuenta con numerosas vitaminas del grupo A, B, D y E.
    • La vitamina A tiene múltiples beneficios para nuestra salud visual. También para la piel, ya que es magnífica para combatir el acné. Además se le atribuye un efecto protector contra el cáncer de próstata y de pulmón.
    • La vitamina B3, por su parte, puede ayudar a reducir el colesterol y a combatir enfermedades como la diabetes o la artritis.
    • Son fuente de vitamina B12, también conocida como cobalamina, beneficiosa para las mujeres embarazas y para la demencia durante la vejez. La vitamina B12 es imprescindible para asegurar el equilibrio nervioso y mantener en buen estado la capa de mielina de las células nerviosas.
    • La vitamina D fortalece el sistema inmunitario, lo que puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Esta vitamina también ha sido importante foco de atención últimamente por su potencial para prevenir graves efectos de la COVID-19. Además, es la vitamina encargada de favorecer la absorción del calcio y su fijación en los huesos.
  • Las sardinas también son una importante fuente de minerales:
    • El yodo es beneficioso para regular nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. También ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.
    • Las sardinas son, además, una estupenda fuente de fósforo y calcio, que nos ayuda a tener unos huesos y dientes sanos.

 Sardinas en aceite de girasol de La Tarifeña

estiba sardinas La TarifeñaLas sardinas en conserva de La Tarifeña se elaboran una a una y a mano por nuestras estibadoras en Tarifa.  Se trata de un proceso de elaboración que parte de una tradición conservera artesanal y centenaria, seña de la marca, y que se ha transmitido de generación en generación. Como el resto de productos de la firma, no contienen químicos ni conservantes. El aceite de girasol y la sal que las acompañan permiten mantener intactas sus características organolépticas de la manera más natural.

Los filetes de sardinas de La Tarifeña tienen un tamaño uniforme, son de color blanquecino y gozan de un aroma y sabor intenso y agradable, propios de esta especie de pescado. Además, pueden presumir de su textura compacta y firme, que destaca por su delicadeza y escasez de grasa. El aceite de girasol que las cubre tiene un sabor menos intenso que el de oliva, lo que permite apreciar todavía más el excelente sabor de la sardina. ¿No puedes resistirte a encargar ya tu lata de sardinas? ¡Pásate por nuestra tienda online!