Por qué las huevas de caballa de Conservera de Tarifa son un auténtico manjar

huevas de caballa conservera de tarifa

Las huevas en conserva son todavía para algunos un gran desconocido. Pero para quienes las han probado, son sin duda una de las mejores partes de la caballa y una lata que nunca falta en sus despensas. En Conservera de Tarifa no hace mucho que lanzamos una nueva versión de nuestras emblemáticas huevas de La Tarifeña, esta vez en aceite de oliva. Y en este tiempo hemos terminado de confirmarlo: allá donde van las huevas de caballa, triunfan.

Origen y breve historia de las huevas en conserva

 

Las huevas de pescado se emplean en la cocina internacional en multitud de platos y condimentos. Las de esturión son conocidas en el mundo entero como una joya gastronómica muy codiciada: nada más y nada menos que el caviar. Y aunque por fin las huevas hayan logrado el sitio de honor que se merecen en la alta cocina, en el sur de España llevamos siglos trabajando la casquería marina. El aprovechamiento de las vísceras de los pescados en Andalucía se retrotrae a la época de los romanos con el garum, la mítica salsa que se elaboraba en Baelo Claudia, en la provincia de Cádiz. Hoy, las huevas son una de las partes más codiciadas de la casquería marina y son consideradas como auténticas delicias gastronómicas por chefs de todo el mundo. 

En Conservera de Tarifa las preparamos de acuerdo a nuestra filosofía de marca: excelente materia prima, elaboración artesanal y sin químicos ni conservantes. Las de La Tarifeña, en aceite de girasol, han sido desde siempre una de nuestras latas más vendidas. Con esta nueva versión del clásico, esta vez con cobertura de aceite de oliva, hemos buscado acercar esta delicatesen a todos aquellos consumidores que prefieren el suave y aromático sabor del aceite de oliva.

Recetas con huevas de caballa en conserva

En Conservera hemos preparado un breve recetario para todos los amantes de las huevas de caballa y para aquellos que se acercan por primera vez a este pequeño manjar en conserva.

 

Bombones de huevas y mojama con almendras

Huevas de caballa aliñadas en salsa verde

Un plato ideal para sorprender a propios y extraños con una presentación original y de sabor delicioso. Aquí te contamos todas las claves para que parezcan sacadas de la carta de un Estrella Michelín.  

Se trata de una receta sencilla pero vistosa, con el toque especial que le da la salsa verde a las huevas, tanto en su presentación como en su sabor. Conoce paso a paso cómo conseguir un aliño de salsa verde delicioso. 

receta bombones de huevas de caballa en conserva
receta huevas con salsa verde

Tostada de minitortillas de huevas de caballa

Ensalada de huevas de caballa con pipirrana

Es un plato perfecto como aperitivo, entrante o para cenas ligeras. Y no sólo es rápido y fácil preparar, uno de sus puntos fuertes es que nunca falla. Necesitas muy pocos ingredientes para prepararla, pero te contamos aquí todos los pasos para que te quede la tosta perfecta.

Un clásico de nuestra dieta mediterránea y un indispensable de los veranos, pero con el toque especial las huevas en conserva. Descubre cómo preparar la ensalada definitiva aquí.

 

tostas mini tortillas huevas
ensalada huevas de caballa en conserva

Conservas gourmet de pescado que no pueden faltar este año en tu mesa

conservas que no pueden faltar en tu despensa

Las latas han sido siempre esos grandes aliados de nuestras despensas que sabemos que nos sacarán de cualquier apuro. Pero algunas latas son mucho más que eso. El sector de las conservas gourmet de pescado ha pasado a ser considerado como algo más serio, como una herramienta de referencia en la cocina y como una verdadera joya gastronómica que consigue convencer hasta a los paladares más exigentes.

Las mejores conservas siempre son artesanales.

No es una moda, es una premisa que lleva implantada décadas en muchos hogares y que valora la calidad de la conserva por encima de su precio. Cada vez son más los que priman esa excelencia y revisan tanto el origen del producto como la forma en que ha sido elaborado.

Es cierto que existe un creciente interés por la nutrición y una curiosidad cada vez más extendida por una gastronomía cuidada, que mantenga la esencia de la tradición mediterránea pero en la que los ingredientes que se utilicen estén elegidos con esmero. Conservera de Tarifa tiene una larga trayectoria como marca de referencia en el sector de las conservas gourmet de pescado, y eso se debe a varias razones. Una de ellas es porque priorizamos la mejor materia prima de la zona para la elaboración de nuestros productos. Otra, porque nuestro equipo de estibadoras elabora a mano cada lata, según una tradición conservera que se remonta a 1910 y que convierte a la marca en la firma de conservas artesanales de pescado más antigua de la provincia de Cádiz.

Puede que lleves años reservando un sitio especial en tu despensa para las conservas gourmet de pescado. O tal vez estés empezando a mirarlas con otros ojos ahora y te hayas contagiado por la pasión que ya despiertan en chefs de todo el mundo. Sea como sea, tenemos la lista definitiva de las latas artesanales que no pueden faltar este año en tu mesa. Aquí van las especialidades de Conservera de Tarifa.

Todos amamos el atún.

Es el protagonista indiscutible del universo de las conservas. No hay ensalada de verano que se precie que no cuente con una buena lata de atún. Es un pescado versátil en la cocina, saludable y que consigue unir generaciones en torno a él. En Conservera llevamos 110 años elaborando deliciosos troncos de atún  para todos los gustos: en aceite de girasol, para los que valoren por encima de todo el sabor puro del pescado, y en aceite de oliva, para los que prefieran un sabor y aroma más suave. Pero, sobre todo, lo hacemos como se merece: siempre a mano y sin químicos ni aditivos.

La caballa, la conserva estrella de La Tarifeña.

La caballa tiene reservado un sitio especial en nuestra fábrica. Ha sido el producto más emblemático de La Tarifeña desde que ésta abrió sus puertas en la calle Arapiles 13 de Tarifa hace ya más de un siglo. Por eso, en Conservera sabemos bien cómo preparar los filetes de caballa de Andalucía para lograr una conserva impecable, de esas que no se olvidan y que pasan a ser indispensables en cualquier despensa. ¿Por qué la caballa? Porque es un pescado muy gaditano, lleno de propiedades beneficiosas para nuestra salud y porque, además de en filetes, sabemos que las huevas de caballa son una verdadera delicia para el paladar.

La melva y la melva canutera, el gran descubrimiento en conserva.

La melva es ese pescado azul que no todo el mundo conoce pero que, los que lo hacen, corren a comprarlo antes de que se acabe. Y es que es un producto limitado y muy de temporada. La melva canutera, un poco más pequeña que su prima la melva, sólo se captura en el Mediterráneo de septiembre a noviembre. Los años en los que la temporada de captura ha sido buena, sus fans respiran tranquilos porque saben que van a poder disfrutar de ese sabor único, diferente al de otros túnidos, durante todo el año. Este 2020 ha sido uno de esos, y en Conservera hemos elaborado de forma artesanal la magnífica cifra de 400 toneladas de melva canutera. Para recordar una temporada tan extraordinaria, se acercaron hasta Tarifa desde el programa Hoy al Día y Tierra y Mar y recogieron cómo es un día de estiba artesanal de melva en nuestra fábrica. ¿Por qué la melva es una de las conservas estrella de Conservera? Porque además de ser un verdadero tesoro nutricional y gastronómico, siempre elegimos la de mejor calidad de Andalucía y que haya sido capturada en almadrebeta, una modalidad de pesca artesanal y más sostenible.

Un clásico de las conservas: las sardinas.

Los amantes de las sardinas también han encontrado su sitio en Conservera. Recientemente en  La Tarifeña hemos recuperado este clásico de terrazas, bares y despensas, con la calidad garantizada de una cuidada elaboración artesanal y preparado en aceite de girasol, para así conservar intacto el sabor del pescado. Y es que es difícil resistirse a una buena lata de sardinas porque, además de ser un auténtico deleite para los sentidos, su perfil nutricional es abrumador.

El pata negra del mar: el atún rojo salvaje del estrecho.

Dicen que el de JC Mackintosh es el mejor atún rojo que probarás jamás. Tal vez sea porque es salvaje, porque se captura en aguas de El Estrecho y porque se hace mediante técnicas como el green stick o el ike jime, que permiten que el pescado alcance una calidad difícilmente igualable. Por eso, cuando lanzamos nuestra Gama Premium Salvaje, en Conservera lo tuvimos muy claro: ése es el atún rojo que queremos.

Los atunes rojos, según el dicho popular, cruzan el Golfo de Cádiz “con la última luna de abril o la primera de mayo”. Se produce entonces un espectáculo fascinante en El Estrecho: el olor a sal, la espuma de la lucha en la captura, el ronqueo. Pero más aún, si cabe, en las mesas de Cádiz.

En Tarifa tenemos la suerte de medir el año en los meses de ida y vuelta del gran túnido plateado a su paso de ida y vuelta por El Estrecho. Y en Conservera, estamos orgullosos de poder llevar a vuestras mesas, durante todo el año, ventresca, morrillo y tarantelo del mejor atún rojo de la zona.

Este año, haz un hueco en tu despensa para alguna de estas conservas del sur y llévalas a tu mesa elaborando platos deliciosos que puedes encontrar en las variadas recetas que encontrarás en nuestra sección del blog.

Consumo de conservas de pescado

Siempre es buen momento para tener la despensa llena de conservas de pescado. Tal vez ahora, lo sea más que nunca. Su fácil almacenaje, su larga duración, las propiedades del pescado para nuestra salud y la posibilidad de recibir cómodamente las latas en el domicilio sin tener que salir de casa, las convierten en una de las grandes opciones alimenticias para estos días. Hoy te contamos por qué es uno de los más importantes inventos de todos los tiempos y te resolvemos algunas dudas sobre el consumo de nuestras conservas de pescado.

Breve historia de las latas de conservas

Durante las guerras napoleónicas la falta de vitaminas mermaba a los ejércitos franceses y el escorbuto era un problema grave para los marinos que se embarcaban en viajes oceánicos de meses e incluso años. Napoleón llegó a afirmar que ganarían la guerra los ejércitos mejor alimentados y convocó un concurso en el que premiaría con 12.000 francos a quien diera con la solución. Fue Nicolás Appert, confitero parisino, quien lo consiguió con su sistema de conservación de alimentos en vacío. El invento consistía en un tarro de cristal que, cerrado herméticamente y hervido, conseguía mantener la comida en perfecto estado, conservar todo su sabor y matar los microorganismos, como descubriría años más tarde Louis Pasteur. Durante los años de guerra, Appert alimentó con sus tarros a la marina francesa gracias a la creación de una fábrica con decenas de trabajadores. Años más tarde y ya en Londres, Philippe de Girard y Peter Durand, hicieron una aportación decisiva: en vez de tarros de cristal usarían recipientes de hojalata, lo que permitiría que su fabricación fuese más rápida, más barata y el envase más robusto. Y así es como, en 1814, nació el prototipo más similar a nuestras actuales latas de conservas.

Propiedades para nuestra salud de las conservas de pescado

Una de las grandes ventajas de las conservas de pescado es poder disponer de manera habitual y en cada época del año de este alimento fundamental en nuestras dietas, y sin tener que pasar por el mercado. Por sus vitaminas, proteínas y minerales, los expertos recomiendan consumir pescado entre 3 y 4 veces por semana. Según el doctor Javiera Aranceta, «las conservas de pescado son productos seguros  que juegan un papel importante desde un punto de vista nutricional y de comodidad en la dieta saludable de todos los grupos de población, y es una forma fácil y rápida de introducir el pescado en el día a día».

El pescado de las latas de Conservera de Tarifa es de primera calidad y ha sido capturado mediante técnicas de pesca sostenible y respetuosas con las especies. Antes de ser envasado pasa por todo un proceso artesanal: el producto se cocina, se esteriliza y se coloca a mano en un envase también esterilizado y cerrado herméticamente. Todo se realiza sin la ayuda de aditivos, añadidos químicos ni conservantes, sin gluten y con todas las garantías de seguridad desde un punto de vista microbiológico. Este método de conservación permite que el pescado mantenga sus propiedades nutritivas y lo convierte en una excelente opción para que toda la familia consuma las raciones de pescado semanales que recomiendan los expertos.

Respuestas y consejos sobre el consumo de conservas de pescado

Ya hemos hablado de algunas de las principales ventajas de nuestras conservas: su preparación artesanal libre de conservantes y su capacidad para mantener las propiedades y nutrientes del pescado. También sabemos que su almacenaje es sencillo y que puedes recibirlas cómodamente en tu domicilio sin salir de casa haciendo tu compra en nuestra tienda online. Pero vamos a resolver algunas dudas más sobre el consumo de conservas de pescado.

  • ¿Cuál es el lugar idóneo para guardar tus conservas?

    Las latas deben almacenarse en lugares frescos, secos y resguardados del calor y la luz.

  • ¿Es cierto que no tienen fecha de caducidad?

    Así es. Durante cinco años la comida enlatada mantiene óptimamente sus cualidades de sabor y sus niveles de nutrición, aunque sus vitaminas y proteínas se conservan durante mucho más tiempo. Se recomienda un «consumo preferente» antes de la fecha que indica la lata. Una vez pasada la fecha, la conserva puede perder gusto, textura o apariencia pero no entraña ningún riesgo, (siempre y cuando el envase no haya sufrido ningún daño y mantenga sus condiciones originales).

  • ¿Puedo utilizar el aceite de la conserva?

    Sí. Además en él se concentran gran parte de los nutrientes y vitaminas, y aportará un delicioso sabor a tu plato.

  • ¿La calidad del pescado y cómo ha sido capturado y estibado es importante?

    Por supuesto. La materia prima es fundamental y también lo es su método de captura, ya que éste ayuda a mejorar el sabor del pescado y evita, por ejemplo, la aparición de ácido láctico en el caso de los atunes. En cuanto a la estiba, el cuidado trabajo artesanal y manual que realizan las manos expertas de nuestras estibadoras, permite preservar la tradición y dotar a nuestras conservas de una excepcional calidad.

  • ¿Cómo puedo recibir mis conservas de pescado sin salir de casa y por el mejor precio?

    En la tienda online de Conservera de Tarifa puedes realizar tu pedido y recibirlo en tu domicilio. Recuerda que dentro de la Península disfrutarás de envío gratuito en compras superiores a 50 Euros. Y para encontrar las mejores promociones, no te pierdas las novedades en nuestro Facebook, Instagram y Twitter, o hazte miembro del Club de la Conservera y recibe en tu correo todas nuestras ofertas.

El anisakis fuera de la lata de conservas

anisakis Conservera de Tarifa
Para vencer al enemigo, lo mejor es conocerlo. Los amantes del pescado tenemos uno muy poderoso, casi invisible y con nombre exótico: el anisakis. Sabemos que las latas de conserva están libres de peligro, pero su sombra planea sobre todo plato de pescado fresco y, aunque reconozcamos que es una amenaza real y cada vez más presente en nuestra alimentación, son pocos los que en verdad saben explicar qué es. Así que hoy nos preguntamos, ¿de qué hablamos cuando hablamos de anisakis?

¿Qué es el anisakis?

Fuente imagen: Alergomir.
Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, el anisakis “es un parásito que puede encontrarse en el pescado y en los cefalópodos (calamar, pulpo, sepia,…) y provocar alteraciones digestivas (Anisakiasis) y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves“. Tiene forma de gusano y habita en el tubo digestivo de los peces, viviendo a costa de ellos. Su ciclo vital es largo, complejo y pasa por varios hospedadores. Su primer estadio es en forma de huevos que se expulsan junto con las heces de sus hospedadores definitivos (ballenas, delfines, marsopas, focas y leones marinos). En su segundo estadio, como larvas microscópicas, nadan libremente y son capaces de sobrevivir en el agua entre dos y tres meses, hasta que son ingeridas por pequeños crustáceos o primeros hospedadores intermedios. Ahí, se desarrollan hasta alcanzar su tercer estadio. El crustáceo es ingerido por peces y cefalópodos que pasan a ser sus segundos hospedadores intermedios y permiten que la larva migre del instestino a la cavidad peritoneal y los tejidos, y crezca hasta hacerse macroscópica y alcanzar su tercer estadio larvario, con 3 centímetros o más de longitud. Los peces en los que ahora habita pueden, a su vez, servir de alimento a mamíferos marinos y estos, finalmente, convertirse en sus huéspedes definitivos. Es entonces cuando las larvas penetran en la mucosa gástrica y se convierten en adultos, completando así su ciclo biológico. Y es también entonces, cuando nosotros corremos el riesgo de convertirnos en hospedadores accidentales y contagiarnos por una mala práctica en la prevención o tratado del pescado.

¿Cómo nos afecta el anisakis?

Si consumimos pescado infectado por anisakis pueden ocurrir tres cosas: que contraigamos anisakiosis, que tengamos una reacción alérgica al parásito o que la primera dé lugar a la segunda. En el primer caso, significará que el pescado contenía larvas vivas que, si consiguen sobrevivir en el estómago del huésped, producirán una parasitación no invasiva (se adhieren a la pared estomacal provocando gastritis e incluso perforación del estómago), o una parasitación invasiva (las larvas llegan a colonizar la mucosa intestinal pudiendo llegar hasta otros órganos como el páncreas, el hígado o los pulmones, provocando cuadros clínicos de suma gravedad). Por suerte, lo más habitual es que la cosa no vaya más lejos de naúseas, vómitos, fiebre, diarrea o dolor abdominal agudo. Sin embargo, las reacciones alérgicas al anisakis pueden ir desde una leve urticaria hasta un shock anafiláctico. Además, significa que aunque el paciente haya sido capaz de eliminar la larva -incluso en un proceso sin síntomas-, debe extremar las precauciones al máximo para no volver a contagiarse y, en casos de hipersensibilidad, abstenerse de comer pescado.  ¿Te queda alguna duda sobre los efectos del anisakis? El Doctor José Manuel Vicente Prado, Jefe de la Unidad Médica del Equipo de Valoración de Incapacidades del INSS de Gipuzkoa, lo explica en profundidad en este artículo.

El anisakis y el pescado que comemos

El anisakis se ha convertido en uno de los temas más recurrentes de conversación y preocupación entre los amantes del pescado. Su presencia ha aumentado por varios factores: la proliferación del consumo de pescado crudo (sushi, ceviche, sashimi, boquerones en vinagre…), y por la práctica cada vez más extendida de eviscerar los peces en alta mar durante su pesca y arrojar sus vísceras al agua. Ahí, son devoradas por otros peces que mantienen y esparcen el parásito convirtiendo al mar en un auténtico campo de cultivo. Según datos de la OCU, en España hasta el 36% de los pescados tienen anisakis, especialmente los que vienen del Cantábrico (50%). Es, precisamente, la merluza del mar Cantábrico, la que más anisakis contiene (se supone que el 100% de los ejemplares están parasitados), seguida por el bonito de tamaño grande (81%). También es fácil encontrar anisakis en sardinas, bacalaos o besugos, en pescados ahumados, huevas o pescados marinados. En España, por nuestra tradición de pescados en vinagre o escabeches, se producen muchos episodios de contagio, de hecho, solo los boquerones y anchoas provocan 8.000 casos de anisakis cada año.

Cómo evitar el contagio

¡Que no cunda el pánico! Aunque las cifras de contagio puedan parecer alarmantes, existen varias formas de evitar al parásito. Por supuesto, cuando comemos conservas de pescado, estamos absolutamente libres de peligro. En el caso del pescado fresco, AECOSAN nos da algunas recomendaciones:
  • Comprar el pescado limpio y sin vísceras. Si no lo está, quitárselas lo antes posible.
  • Al cocer, hornear o freír el pescado, es probable que destruyamos el anisakis. Pero para ello, es necesario que alcance los 60º durante al menos un minuto.
  • El anisakis muere congelado a una temperatura de -20º. Se suele recomendar que permanezca así durante 48h, pero si lo hacemos en casa, esto no es suficiente ya que nuestros congeladores no suelen pasar de -18º. Lo más recomendable en congeladores domésticos de tres estrellas -nunca de menos-, es congelar el pescado durante mínimo cinco días.

Conservas de pescado libres de anisakis

El anisakis se da en el pescado salvaje procedente del mar o cuando ha sido criado en él. No está presente en peces de río o pantano, como la carpa o la trucha, ni en los de piscifactorías de agua dulce que han sido alimentados con pienso. Las conservas de pescado tienen una garantía del 100% de estar libres de anisakis. En Conservera de Tarifa controlamos que el pescado que llega a nuestras instalaciones no haya perdido la cadena de frío, y realizamos un primer control organoléptico para comprobar que su calidad es la que exigimos a nuestros proveedores. Además de un examen basado en la observación de ojos, color, branquias, piel, etc., llevamos a cabo en nuestro laboratorio un análisis para detectar la posible presencia interna de anisakis. Después, procedemos al descabezado y evisceración del pescado, a su cocción -esta etapa resulta fundamental para evitar cualquier riesgo de actividad del anisakis- y, por último, a su refrigeración antes de comenzar con la estiba manual y el resto de procesos artesanales que nos definen. En caso de trabajar pescado previamente congelado en túneles o balsas de congelación industrial, tendríamos una primera actuación sobre el anisakis, que nos garantizaría su ausencia de peligrosidad. De esta forma, conseguimos mantener las propiedades del pescado beneficiosas para nuestra salud y evitamos la posibilidad de parásitos como el anisakis.

El arte de un buen bocadillo de conservas

Para hacer un buen bocadillo no hace falta un manual. Pero para preparar el mejor bocadillo de la historia, tal vez sí. Aquí van algunas claves que debes seguir para lograr el “bocata” di cardinale, el sándwich definitivo, el montadito que hará que seas la envidia de meriendas, cenas, comidas, desayunos y almuerzos. Incluso de los brunch, si nos ponemos anglófilos. No hablamos de un bocadillo cualquiera, no. Estamos hablando de un bocadillo con mucha historia en el sur de España y que hoy podría hacer las delicias tanto de restaurantes gourmet como de excursiones de colegio. Sí, hablamos del bocadillo de conservas de pescado, que cómo no, estará elaborado con latas de Conservera de Tarifa. Sigue leyendo y empieza a salivar.

Breve historia de los bocadillos y su relación con las latas

¿Sabías que los bocadillos son patrimonio inmaterial de la humanidad? De acuerdo. Puede que todavía no lo sean, pero alguien debería proponerlo. Además de la comodidad de poder disfrutar de un buen bocado en cualquier momento del día, de su portabilidad y de su fácil y rápida elaboración, el bocata también es un distintivo cultural y regional. En el caso del litoral andaluz, cuenta con una larga tradición unido a las latas de conserva de pescado.

La historia de los diferentes tipos de bocadillos –emparedados, paninis, choripáns…-, está íntimamente ligada al descubrimiento y manipulación del pan. Su origen se remonta al Antiguo Egipto y Sumeria, aunque ahí hablaríamos de shawarmas. En las poblaciones indígenas americanas ya existían, por supuesto, elaborados con tortillas de maíz. En España, los “chuscos” vieron la luz de forma oficial en el siglo XV, se afianzaron en las guerras carlistas y gozaron de gran popularidad durante las sesiones parlamentarias de las Cortes de Cádiz en las que se redactó la Constitución de 1812, la Pepa. Años más tarde, en 1762 durante una partida de cartas, John Mantagu IV conde de Sandwich inventó su versión inglesa. Fue en pleno siglo XX cuando el bocata pasó de tener reservado un sitio especial en nuestras casas, para tenerlo también en nuestro diccionario. El “chusco” cayó en desuso y todos empezamos a merendar, de forma oficial, bocadillos o bocatas.

El mejor bocadillo del mundo: el contenido

Los bocadillos son como las personas: lo que cuenta es el interior. El contenido, por tanto, resulta vital para no equivocarnos y dar en el clavo a la hora de lograr un bocata de campeonato: el bocadillo de conservas. En Conservera de Tarifa tienes donde elegir: caballa, melva de Andalucía, melva canutera y atún. Nuestras latas siempre se elaboran con materia prima de la mejor calidad, capturada con técnicas de pesca sostenible y tratada en procesos artesanales sin ningún tipo de químico, aditivo ni conservante.

La preparación

La preparación de este bocadillo no tiene mucho misterio, pero sí hay algunos factores clave que deberías tener en cuenta.

Paso 1.

Elige un buen pan de barra, cuanto más crujiente mejor.

Paso 2.

¿Qué lata de Conservera de Tarifa te apetece para el bocadillo de hoy? ¡Pues a por ella! ¿No te quedan en casa? Pásate por nuestro Espacio Gourmet o por nuestra tienda on line y las recibirás en tu domicilio.

Paso 3.

El aceite que usamos en Conservera de Tarifa, tanto el de oliva como el de girasol, puedes echarlo sin miedo. El aceite de oliva de nuestras conservas es de intensidad suave para aportar las cualidades justas al sabor de nuestros pescados y el aceite de girasol aporta un sabor más suave que el aceite de oliva, potenciando más el sabor de nuestro pescado azul.

Paso 4.

Llegamos al momento de máxima concentración: cortamos el pan por la mitad, abrimos la lata de Conservera de Tarifa, derramamos el aceite y el contenido, y ¡voilà! Ya tenemos nuestro bocadillo de conservas. Rápido, comodísimo y delicioso.

Si te ves con hambre para un bonus track, y eres amigo de las mezclas, puedes untar el pan con tomate, añadir pimientos del piquillo –que casan a la perfección con la melva-, salmorejo o incluso mayonesa. También puedes probar a tostar el pan o experimentar con algunas alternativas al pan de toda la vida, como los tacos, baos o shawarmas que le darán a tu plato un toque exótico y seguro que delicioso.

 

 

 

Conservas de pescado ¡Sácales el máximo partido!

conservas de pescado_Conservera de Tarifa

[title text=”Conservas de pescado ¡Sácales el máximo partido! “]

Las conservas de pescado son una forma fácil, rápida y cómoda de introducir el pescado en nuestra dieta, sobre todo teniendo en cuenta que, según las estadísticas, gran parte de los españoles afirma no incluirlo en su alimentación en las raciones recomendadas (esto es, entre 3 y 5 a la semana), bien por falta de tiempo (un 46%), bien por motivos económicos (un 30%).

¿Cómo se deben almacenar?

Así se dio a conocer en el pasado congreso de FESNAD (‘Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética’) celebrado en Sevilla, durante la ponencia ofrecida por el Dr. Javier Aranceta. ‘Los pescados y mariscos son un grupo alimentario de gran importancia nutricional, relevantes en la salud cardiovascular, los aspectos cognitivos o la salud ósea’ afirmó Aranceta. ‘En ellos podemos encontrar varios de los nutrientes esenciales, especialmente proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos poliisaturados’, proseguía el Doctor.

Numerosas propiedades, que en el caso de las latas de pescado en conserva, permanecen prácticamente intactas respecto a su estado fresco. Y es que este modo de conservación representa numerosas ventajas: no es necesario el uso de conservantes artificiales, es un método seguro desde un punto de vista microbiológico, no hay necesidad de refrigeración y, además, los productos cuentan con una larga caducidad sin que su composición se vea alterada.

Fuente: Hola.com

Dudas y respuestas sobre las conservas de pescado en lata

dudas y respuestas de las conservas en lata

[title text=”Dudas y respuestas sobre las conservas de pescado en lata”]

Os resolvemos en este artículo las dudas sobre las conservas de pescado en lata, gracias a nuestra fuente de Conservas en lata. Respuestas que os serán de gran ayuda.

Preguntas frecuentes sobre las conservas de pescado

¿Es segura la conserva de pescado en lata?

Absolutamente. El proceso de conservación no sólo destruye las bacterias responsables del deterioro de la comida, sino que además elimina el 99% de los residuos de pesticidas que a menudo se encuentran en los alimentos frescos.

¿El proceso de conservación en lata elimina las vitaminas?

Todo lo contrario. Las conservas permiten mantener las vitaminas, las proteínas y todos los nutrientes de los alimentos.Es más, la rapidez con que se prepara la conserva evita que se pierdan muchos elementos nutritivos.

¿Las conservas en lata tienen conservantes?

Una de las ventajas de las conservas de pescado en lata, es que no requieren aditivos para mantener los alimentos en perfecto estado.

¿Debemos desechar el aceite en el que está sumergido el pescado en la lata de conserva?

No. Todo lo contrario. En él están concentrados gran parte de los nutrientes y vitaminas y aportará un delicioso sabor al plato en el que lo utilicemos.

¿La conserva de pescado en lata tiene fecha caducidad?

No. Muchas conservas tienen la fecha de “consumo preferente” impresa en la lata. Eso quiere decir que, después de esa fecha, la conserva puede perder gusto, textura o apariencia. Pero no entraña riesgo.

¿Cuánto tiempo conservan los alimentos envasados en lata sus propiedades nutritivas y su mejor gusto?

Durante cinco años, la comida enlatada mantiene óptimamente sus cualidades de sabor y sus niveles de nutrición. Aunque suelen mantener sus vitaminas y proteínas durante mucho más tiempo.

¿Si la lata está abollada significa que la comida que contiene se ha estropeado?

La comida seguirá en perfecto estado siempre y cuando el golpe no haya dañado la superficie de la lata hasta el punto que ésta gotee, rompiendo su estanqueidad. Pero nunca ha de consumirse el contenido de una lata que se haya abombado (hacia fuera). En ese caso debe devolverse sin abrir al establecimiento donde fue adquirida.

¿Es normal que al abrir la conserva en lata oigamos una especie de silbido?

 Algunas latas está envasadas al vacío, y al abrirlas se escapa un ligero sonido, algo así como “shshshshsh”. Sin embargo, si este ruido es más que un susurro, o al abrirla el contenido sale a borbotones, puede que se haya echado a perder.

¿El envase de la conserva en lata es reciclable?

Por supuesto. La lata de acero es uno de los envases más reciclables y reciclados que existe. Y también el estuche de cartón. Simplemente, deposítelos en el contenedor de basura adecuado.

 

Un día en la fábrica de Conservera de Tarifa

un dia en fábrica Conservera de Tarifa.

Un día en la fábrica de Conservera de Tarifa

Consideramos fundamental que, como consumidores de nuestras conservas, conozcan cuál es el recorrido de nuestras materias primas. Por eso en este artículo explicaremos cómo es un día en la fábrica de Conservera de Tarifa. La Caballa de Andalucía, la Melva de Andalucía y la Melva de Andalucía Canutera, desde que llegan a nuestras instalaciones hasta que son suministradas como conservas, pasan por un proceso, cuyas etapas, forman parte de un día de trabajo en nuestras instalaciones.

Recepción del pescado en la fábrica

El día comienza con la recepción de nuestra materia prima (Caballa de Andalucía, Melva de Andalucía y Melva de Andalucía Canutera) en nuestras instalaciones. Se controla que durante el transporte no se haya perdido la cadena de frío y que nuestro pescado llegue entre 0-4ºC si es fresco ó -18ºC, si es congelado. Se realiza un primer control organoléptico aleatorio para comprobar que la calidad del pescado recepcionado se corresponde a la calidad exigida a nuestros proveedores. Este control organoléptico se basa en la observación de ojos brillantes, color, branquias rojizas, espina intacta, piel brillante y con escamas, ausencia de vísceras en el exterior del pescado, abdomen firme, ausencia de olores desagradables y por último, ausencia externa de parásitos. Además, se le realiza en nuestro laboratorio una determinación de parásitos interna, tratando de detectar la posible presencia de Anisakis.

Descabezado, eviscerado y lavado del pescado en la fábrica

Tanto el pescado fresco como el congelado, en este caso, tras la descongelación en nuestra descongeladora hasta temperatura final de -1ºC en espina, es sometido al descabezado y eviscerado. A continuación, se procede al lavado en baños de agua para eliminar los restos de sangre que origina la variedad de pescado con la que trabajamos. Este lavado es con agua sin ningún tipo de producto químico, algo característico en nuestro proceso de elaboración artesanal de nuestras conservas.

Cocción, escurrido y refrigeración del pescado

Seguidamente, se procede con la cocción del pescado en salmuera. Los tiempos de cocción variarán en función de la especie y del calibre que presente. Una vez cocido el pescado, se deja un período de tiempo para que se produzca el “escurrido” del pescado y a continuación, se introduce en las cámaras de refrigeración en la que nuestro pescado cocido coge la firmeza y temperatura adecuada para su posterior trabajo por nuestras operarias.

La estiba artesanal del pescado en la fábrica

Este pescado firme y con una temperatura comprendida entre 0 y 4ºC es suministrado a nuestra operarias para que lleven a término la “estiba”. En la fábrica de Conservera de Tarifa se basa en el pelado del pescado únicamente con la ayuda de “un cuchillo” y en la elección del formato de envase que mejor se adapte al tamaño de los filetes de caballa, melva o melva canutera. En el envase se irán colocando los filetes por capas hasta alcanzar el peso escurrido requerido. Esta fase vuelve a ser totalmente artesanal y sin la intervención de ningún producto químico, únicamente dependemos de la habilidad y destreza de nuestras operarias.

Aceitado y esterilización de la lata de conserva

Una vez estibado el pescado, se procede al aceitado de la lata acorde con el formato en que se encuentre. A continuación, se somete al proceso de cierre de la lata. En esta etapa, es donde tiene lugar el marcado del lote correspondiente al día de elaboración en nuestras instalaciones. Este marcado es el que nos va a permitir realizar la posterior trazabilidad de la conserva. Esto nos permitirá conocer: el día que se elaboró, la partida de pescado a la que corresponde, cuándo y cómo se realizó la cocción, cuándo y cómo se produjo la esterilización, e incluso cuándo y qué distribución tuvieron las latas de conserva pertenecientes a dicho lote.

Las latas cerradas y marcadas son sometidas al proceso de esterilización. Mediante una combinación de presión, tiempo y temperatura, conseguimos que nuestra conserva esté ausente de contaminación biológica y que su consumo preferente sea posible dentro de los cinco años siguientes.

Terminación de la conserva

Por último, se realiza el acondicionamiento final de nuestro producto. Se dota de estuche y etiquetas para su identificación como producto terminado.

Este producto terminado, pasado un período de tiempo almacenado que nos proporciona las características propias de la conserva, ya está listo para que les llegue en las mejores condiciones de calidad y sabor.

Jorge García Muñoz
Jefe de Producción y Control de Calidad
Industrial Conservera de Tarifa, S.A

Conservera de Tarifa ha sido incluida en la “Guía de los Mejores Alimentos y Bebidas de España” de la GUIA REPSOL

GUIA REPSOL_FILETES DE CABALLA DE ANDALUCIA EN ACEITE DE OLIVA CONSERVERA DE TARIFA

Conservera de Tarifa ha sido incluida en la “Guía de los Mejores Alimentos y Bebidas de España” de la GUIA REPSOL

Redescubrir España a través de sus sabores. La línea gourmet de Conservera de Tarifa y sus Filetes de Melva de Andalucía, Melva Canutera de Andalucía, Caballa de Andalucía y Troncos de Atún, en aceite de oliva, han sido elegidos e incluidos en la “Guía de los Mejores Alimentos y Bebidas de España”, que forma parte de la GUIA REPSOL, una iniciativa avalada por la Asociación de Amigos de la Real Academia de Gastronomía, y que nace fruto del compromiso con la gastronomía española.

La Guía de los Mejores alimentos y Bebidas de España

Su objetivo es dar a conocer, dentro y fuera de nuestras fronteras, la calidad de nuestros productos, nuestras materias primas y nuestros alimentos. La Guía dibuja el mapa de los mejores productos no perecederos de nuestra gastronomía. Recoge una selección de alimentos excelentes que nos harán descubrir y disfrutar de joyas de incalculable valor gastronómico.

Se articula en nueve categorías, dirigidas por prestigiosos cocineros, expertos en gastronomía y nutrición, periodistas y miembros de la Real Academia de Gastronomía de las diferentes comunidades autónomas: Conservas de pescado y marisco, Conservas vegetales, Ibéricos y otros embutidos, Quesos y lácteos, Aceites, Vinos, Cervezas, otras bebidas, y otros alimentos.

En ella redescubriremos los productos no perecederos más representativos y de mayor calidad de nuestra gastronomía. Además de las características principales de cada alimento, se puede consultar su zona de producción, consejos de compra y consumo, características nutricionales y sus armonías gastronómicas.

Conservera de Tarifa en la Guía Repsol

El buen hacer y el respeto por la tradición de las conserveras de antaño en combinación con el empleo de tecnología puntera ha situado a España en los primeros puestos del ranking mundial de la industria conservera. Ejemplo de ello es Conservera de Tarifa, que sigue elaborando sus conservas de pescado artesanales, de atúncaballa melva de Andalucía, de manera tradicional, desde hace más de 100 años. Recoge así el testigo de las más de 10 fábricas de conservas que existieron en la localidad.

La importancia de la gastronomía

El origen de los mejores vinos, los quesos más delicados o los embutidos más selectos. Las técnicas culinarias y los procesos de elaboración –reflejo de tradiciones de gran valor para nuestra memoria gastronómica. Al igual que las materias primas con las que se producen nuestros alimentos más destacados. Todo ello constituye una parte fundamental de la identidad de nuestros pueblos.

A través de la gastronomía nos acercamos también a la historia, la cultura y la idiosincrasia de las diferentes regiones de nuestro país. Encontramos hermosos paisajes e interesantes gentes, pero también deliciosos manjares y bebidas únicas. Un hecho que demuestra la enorme importancia de conjugar el turismo y la gastronomía, uno de los atractivos fundamentales a la hora de emprender un viaje.

La extraordinaria gastronomía española ha motivado que cada día se viaje más para disfrutar de nuestra herencia culinaria. Así, uno de los principales alicientes de esta Guía es que nos permite conocer España y su formidable patrimonio gastronómico a través de itinerarios repletos de sabor, acompañando a los viajeros por los paisajes donde tienen su origen los productos de mayor nivel. A partir de 68 sabrosos itinerarios conoceremos los paisajes, la historia, las tradiciones y las fiestas y, por supuesto, los mejores sabores de España. Así, los amantes de la buena mesa podrán diseñar la despensa perfecta y conocer el increíble patrimonio gastronómico de España.

 

7 recetas de salmorejo para un verano con aire andaluz, muy fresco y sano!

siete recetas de salmorejo

7 recetas de salmorejo para un verano con aire andaluz, muy fresco y sano

Vamos a hacer un repaso por una de nuestras recetas de salmorejo favoritas de la gastronomía andaluza!  ¿Qué mejor en un día de verano que un cuenco de salmorejo fresquito? Pues eso; os traemos hasta 7 recetas de salmorejo. Sólo con su huevo, jamoncito y melva, como base para platos, fritos y timbales o tostas… aquí te damos  ideas para inspirarte.

El tiempo invertido en su preparación es mínimo. Además de aderezarse con huevo y jamón, nosotros, como buenos conserveros, os proponemos sustituirlos por melva canutera o atún en aceite de oliva. Atrévete a innovar con estas variadas recetas de salmorejo.

 

Receta de Salmorejo con Huevo y Melva

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

Salmorejo con Huevo y Melva
Blog de Lidia Muñoz

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes:

– 1 kg. de tomates (cuanto más maduros mejor)
– 200 g. de pan (si es de bollo mejor)
– 30 ml. de vinagre (opcional, el salmorejo original no lleva vinagre)
– 250 ml. de aceite de oliva
– 10 g. de sal
– 1 diente de ajo

Para acompañar:
– 1 huevo duro por persona
– Melva al gusto

[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

Batir los tomates, y  pelar, para que quede más fino. Añadir el pan, el diente de ajo (pelado) y el aceite. Seguir batiendo. Añade el vinagre y la sal (si te gusta más fuerte o más salado, añade más).

Lo normal es acompañarlo con taquitos de jamón y huevo duro. Pero a nosotros nos gusta con melva y huevo duro.

Receta de Salmorejo de aguacates

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

Salmorejo de aguacates

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes (para 4 personas):

– 1 kg. de tomates (cuanto más maduros mejor)
– 3 aguacates grandes y maduros
– 1 tomate grande y rojo
– 1 diente de ajo grande sin el germen central
– 1 buen trozo de pepino
– 150 gr de miga de pan
– 100 ml de aceite de oliva virgen extra
– El zumo de 1 limón grande o 2 pequeños
– Sal
– Un chorrito de vinagre de vino blanco suave (opcional)
– 2 filetes de Melva Canutera
[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

Pelamos los aguacates. Eliminamos los huesos centrales. Los troceamos y los ponemos en un bol hondo. Añadimos la miga de pan, el tomate pelado y troceado, el limón, el aceite el pepino pelado y troceado, el ajo y la sal.

  1. Trituramos todo en la batidora a potencia máxima hasta que consigamos una crema untuosa, sin grumos y bien ligada. Probamos de sal y rectificamos lo que sea necesario. Si está demasiado espeso puedes añadir un poquito de agua hasta conseguir la textura que te guste. Dejamos enfriar en la nevera hasta el momento de servir.
  2. Servimos muy frío con unos troncos de atún o filetes de melva, desmenuzándolos, o unos tomatitos y pepino picados, al gusto

.

Receta de Flamenquín de melva canutera con salmorejo

Flamenquín de melva canutera con salmorejo

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes (para 4 personas):

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

Salmorejo:

– 3 tomates rojos (3/4 kg.)
– 2 dientes de ajo.
– Sal (1 cucharadita de las de café).
– Vinagre (2 cucharadas soperas).
– Aceite de oliva (2 cucharadas soperas).
– Pan (3/4 bollo del día anterior).

Para preparar el salmorejo, lavamos y cortamos los tomates, lo ponemos en la batidora, pelamos los ajos y a la batidora, ponemos la sal, el vinagre, el aceite y el pan al que le quitamos la corteza, batimos y reservamos.

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes por flamenquín:

– 1 loncha de jamón york.
– 1 loncha de queso tipo Gouda.
– 1 lomito de Melva Canutera.
– 1/2 pimiento de piquillo.
– 1 huevo.
– Pan rallado.
– Harina.
[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

Pon la loncha de jamón york, en el centro la loncha de queso, en el comienzo de la loncha de jamón, pon el lomito de Melva y el pimiento, enróllalo formando el flamenquín, pásalo por harina, bate el huevo y pásalo por el huevo y después por el pan rallado, fríelo en abundante aceite de oliva; sírvelo en un plato  con  un fondo de salmorejo y encima el flamenquín , y ya está, fácil y deliciosos.

 

Receta de Salmorejo de pimientos del piquillo

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

salmorejo con pimientos

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes (para 4-5 personas):

– 1 kg. de tomates (cuanto más maduros mejor)
– 1 kg tomates maduros
– 1 bote de pimientos del piquillo de unos 300 gr (al natural, sin aderezar) con el líquido de la conserva
– 2 dientes de ajo ó 1 si es grande (les eliminamos el germen central)
– 1/2 vasito de aceite (120 ml)
– 1 chorrito de vinagre de manzana o de vino blanco suave (opcional)
– 1 buen puñado de sal
– 1 pieza mediana de pan de miga asentada (100 gr)

[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

Pelamos los tomates y los troceamos. Los ponemos en la batidora con los pimientos y los ajos, el aceite, vinagre, el pan troceado y la sal.

Trituramos hasta que quede una pasta muy homogénea  añadiendo un poco de agua si está demasiado espeso. Probamos de sal y rectificamos si es necesario. Pasamos por un colador o por el pasa purés para conseguir una textura más fina y cremosa. Dejamos enfriar unas horas en la nevera.

Podemos servir este salmorejo del pimientos del piquillo decorado con huevo duro picado, unas virutas de jamón, aceite de albahaca (trituramos unas hojas de albahaca con aceite de oliva), unos lomos de melva o  de atún… al gusto.

 

Receta de Tostas de melva con base de salmorejo

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

tostas de melva y salmorejo

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes (para 4-5 personas):

– Pan o tostas de tu elección
– Salmorejo: tomate, pan, ajo, aceite de oliva virgen extra, sal, vinagre
– Melva en aceite, o Atún, Caballa ..
– Cebolleta o cebolla tierna
– Huevo duro
– Perejil y cebollino picados

[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

Lo primero será hacer un salmorejo bastante espeso con un tomate hermoso, 2 o 3 rebanadas de pan y 1 diente de ajo pequeño, será suficiente.

Cuece el huevo en agua con sal, apartando a los 10-12 minutos según tamaño ( M-L ).

Tostamos o asamos ( en tostadora o en horno ) el pan, hasta que haya perdido toda la humedad, y quede bien duro para poder  aguantar la base de salmorejo sin reblandecerse. Deja que se enfríe antes de montar.

Preparamos todos los ingredientes:

Colocamos las tostas, y con ayuda de una cuchara extendemos el salmorejo sobre ellas. Colocamos la  cebolleta en juliana, un poco de sal, perejil picado y los lomos de melva en trozos. Regar con un fino hilo de aceite de oliva virgen extra.

Como veis, Complicaciones las mínimas para este estupendo entrante, cena improvisada, o “picoteo”.

 

Receta de Patatas aliñadas con salmorejo

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

patatas aliñadas con salmorejo

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes (para el aliño de patatas):

– 1 patata mediana por persona
– Cebolleta fresca
– Perejil picado
– Aceite de oliva virgen extra
– vinagre de Jerez y sal

[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

  1. Hay que cocer las patatas con la piel y pelarlas en caliente.
  2. Se trocean y antes de que enfríen se les añade cebolla y perejil picados (puedes poner cilantro, a tu elección) y se aliñan con aceite virgen extra, vinagre de Jerez y sal, pero sin pasarnos porque el aderezo se completa con el salmorejo.

Para hacer el salmorejo seguimos la receta original que os indicamos arriba. Procura que quede bien espeso porque vamos a usarlo como ‘salsa’ y debe tener consistencia.

Para los ‘tropezones’ puedes añadir a tu gusto taquitos de jamón picado, huevo duro, lomos  de atún o melva, pimientos morrones o del piquillo en tiras, aceitunas o pepinillos picados… a tu gusto.

Para servir ponemos una cama de patatas (podemos usar un molde de emplatado), cubrimos con unas cucharadas de salmorejo y decoramos por encima con los ‘tropezones’ que más te gusten.

 

Receta de Salmorejo de manzana

[row style=”divided”]

[col span=”1/2″ ]

receta de salmorejo con manzana

[divider]
[/col]
[col span=”1/2″ ]

Ingredientes (para 4 personas):

– 4 tomates grandes y maduros, bien rojos
– 2 manzanas ‘golden’ grandes
– 1 diente de ajo grande sin el germen central
– Sal al gusto
– Aceite de oliva virgen extra al gusto

[divider]
[/col]

[/row]

Preparación:

Este salmorejo de manzana es una variedad más ligera del tradicional salmorejo en la que el pan se sustituye por un espesante natural, la manzana.

  1. Pelamos los tomates y los troceamos. Puedes pelar las manzanas o dejar la piel si lo prefieres, siempre que la piel esté limpia y firme. Las lavamos bien y las troceamos.
  2. Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes del salmorejo menos el aceite y vamos triturando hasta que la mezcla esté ligada. Seguimos triturando añadiendo el aceite en un hilo hasta que vemos que el salmorejo emulsiona bien y está homogéneo.
  3. Dejamos enfriar en la nevera al menos un par de horas antes de servir. Verás que al enfriarse gana en espesor y consistencia.
  4. Servimos muy frío con taquitos de jamón y huevo duro. Puedes poner también pasas, taquitos de atún o melva … al gusto.

Servido en vasitos, como en la foto, es un aperitivo frío perfecto para invitados y fiestas. Puedes servirlo con cucharilla o como chupito para beber.