Día Mundial de la Tapa

tapa_dia de la tapa
tapa_dia de la tapa

Día Mundial de la Tapa

El tercer jueves de junio es el día en el que se le rinde homenaje a uno de nuestros bienes gastronómicos más preciados con la celebración del Día Mundial de la Tapa. Aunque nadie duda de que esto no es del todo preciso, ya que todos los días del año esas pequeñas muestras de la mejor cocina en miniatura son las verdaderas protagonistas de miles de mesas en cientos de localidades españolas. Esta tradición es ya un emblema de nuestra cocina y a ella se refirió Cervantes en El Quijote como «llamativos», y Quevedo como «avisos» o «avisillos». Hoy hacemos un repaso a su apasionante e incierta historia, a las barras que las guardan y que tanto hemos echado de menos durante estos meses, a esos pequeños manjares que despiertan pasiones dentro y fuera de nuestras fronteras. Hoy hablamos de una de las prácticas españolas más arraigadas: el tapeo.

Breve historia de la tapa

tapa_dia de la tapa_pescadoLa verdadera historia del origen de la tapa es algo confusa. Existen tantas versiones como protagonistas, aunque en casi todas ellas aparece un monarca. La más antigua sitúa su nacimiento en la Edad Media, cuando Alfonso X El Sabio se vio obligado por una enfermedad a tomar sorbos de vino por prescripción médica. Para evitar los efectos del alcohol optó por intercalarlo con pequeños bocados entre horas. Cuando se recuperó, decidió instaurar en los mesones castellanos raciones de comida que acompañaran a la bebida para así mitigar las borracheras y sus derivados incidentes. Otra leyenda popular, sin embargo, asegura que en un viaje a Cádiz, los Reyes Católicos se detuvieron en la Isla del León, hoy San Fernando, y para impedir que el viento de levante llenara de arena la copa de Felipe II, el mesonero la tapó con un trozo de queso y dijo: «Aquí tiene su tapa, majestad». Un tercer cuento narra la misma historia, pero ubicada en el Ventorrillo del Chato, todavía hoy abierto en Cádiz, y protagonizada por un monarca más reciente, Alfonso XIII, que disfrutó de la idea y pidió un vino más pero «con otra tapa igual». El resto de miembros de la Corte no pudieron más que imitarle y practicar juntos el delicioso arte del tapeo. Aunque todavía existen más versiones, lo que sí está documentado es la colocación de «tapas» de comida sobre jarras y vasos para evitar que una ráfaga de viento cargada de polvo o un inesperado «visitante volador» se adentrara en el preciado líquido que guardaba la copa. Y así, poco a poco, la combinación bebida y tapa pasó a ser algo más que un apaño para convertirse en una tradición gastronómica y en un auténtico sello de la marca España.

Las mejores ciudades de España para tapear

Aunque el tapeo es una tradición muy arraigada en todas las localidades españolas, las hay que incluso han hecho de esa costumbre un verdadero emblema de la ciudad. En el norte, son buenos ejemplos San Sebastián, Logroño, León o Salamanca. En el sur, Andalucía es famosa por sus tapas y Granada, Almería, Jaén o Cádiz son algunas de sus mecas más importantes. También existen variedades por zonas y ciudades respecto a si la tapa acompaña a la bebida de forma gratuita o no.  Aunque hay quien asegura que si ostenta el nombre de «tapa», ha de ser siempre gratis. Las hay más contenidas y escasas, como los cacahuetes o patatas, y más generosas como las gildas, fritos o incluso elaboradas preparaciones con las que uno puede darse por comido –y bebido– en solo unas pocas rondas. Fuera de nuestras fronteras, el tapeo es un tesoro gastronómico muy preciado, de fácil exportación -aunque no siempre con resultados a la altura- y que ha despertado el interés de chefs y restaurantes de todo el mundo.

Algunas tapas con conservas de pescado para preparar este verano

escalivada de caballa La Tarifeña
Foto cedida por @codigococina. Tosta de escalivada con caballa La Tarifeña.

Si durante el confinamiento tu horno se ha transformado en un auténtico obrador de pan, tenemos buenas noticias: cualquier lata de Conservera de Tarifa le irá de fábula para preparar una tapa rápida y deliciosa. Como la tosta con filetes de caballa de La Tarifeña que prepararon en Recetas de Carmen y que acompañaron de lechuga, tomate, espárragos, huevo cocido, vinagre y con el aceite de la propia conserva. Otro aperitivo exquisito que combina ingredientes de la huerta y los mejores sabores del mar, es la tapa de aguacate con troncos de atún de La Tarifeña que proponen en Cocinar en Pareja. Y si buscas un entrante de impecable presentación y sabor sublime con el que sorprender a invitados, familiares o con el que hacerle un buen regalo a tu paladar, esa es la escalivada con caballa de La Tarifeña y huevos de codorniz que preparó Guadalupe, blogger gastronómica en Código Cocina. ¿Te has quedado con hambre? En nuestra tienda online encontrarás tus latas de conserva preferidas para un preparar un tapeo rápido y riquísimo en los días de verano.