Día Mundial de la Tapa

tapa_dia de la tapa

El tercer jueves de junio es el día en el que se le rinde homenaje a uno de nuestros bienes gastronómicos más preciados con la celebración del Día Mundial de la Tapa. Aunque nadie duda de que esto no es del todo preciso, ya que todos los días del año esas pequeñas muestras de la mejor cocina en miniatura son las verdaderas protagonistas de miles de mesas en cientos de localidades españolas. Esta tradición es ya un emblema de nuestra cocina y a ella se refirió Cervantes en El Quijote como «llamativos», y Quevedo como «avisos» o «avisillos». Hoy hacemos un repaso a su apasionante e incierta historia, a las barras que las guardan y que tanto hemos echado de menos durante estos meses, a esos pequeños manjares que despiertan pasiones dentro y fuera de nuestras fronteras. Hoy hablamos de una de las prácticas españolas más arraigadas: el tapeo.

Breve historia de la tapa

tapa_dia de la tapa_pescado

La verdadera historia del origen de la tapa es algo confusa. Existen tantas versiones como protagonistas, aunque en casi todas ellas aparece un monarca. La más antigua sitúa su nacimiento en la Edad Media, cuando Alfonso X El Sabio se vio obligado por una enfermedad a tomar sorbos de vino por prescripción médica. Para evitar los efectos del alcohol optó por intercalarlo con pequeños bocados entre horas. Cuando se recuperó, decidió instaurar en los mesones castellanos raciones de comida que acompañaran a la bebida para así mitigar las borracheras y sus derivados incidentes. Otra leyenda popular, sin embargo, asegura que en un viaje a Cádiz, los Reyes Católicos se detuvieron en la Isla del León, hoy San Fernando, y para impedir que el viento de levante llenara de arena la copa de Felipe II, el mesonero la tapó con un trozo de queso y dijo: «Aquí tiene su tapa, majestad». Un tercer cuento narra la misma historia, pero ubicada en el Ventorrillo del Chato, todavía hoy abierto en Cádiz, y protagonizada por un monarca más reciente, Alfonso XIII, que disfrutó de la idea y pidió un vino más pero «con otra tapa igual». El resto de miembros de la Corte no pudieron más que imitarle y practicar juntos el delicioso arte del tapeo. Aunque todavía existen más versiones, lo que sí está documentado es la colocación de «tapas» de comida sobre jarras y vasos para evitar que una ráfaga de viento cargada de polvo o un inesperado «visitante volador» se adentrara en el preciado líquido que guardaba la copa. Y así, poco a poco, la combinación bebida y tapa pasó a ser algo más que un apaño para convertirse en una tradición gastronómica y en un auténtico sello de la marca España.

Las mejores ciudades de España para tapear

Aunque el tapeo es una tradición muy arraigada en todas las localidades españolas, las hay que incluso han hecho de esa costumbre un verdadero emblema de la ciudad. En el norte, son buenos ejemplos San Sebastián, Logroño, León o Salamanca. En el sur, Andalucía es famosa por sus tapas y Granada, Almería, Jaén o Cádiz son algunas de sus mecas más importantes. También existen variedades por zonas y ciudades respecto a si la tapa acompaña a la bebida de forma gratuita o no.  Aunque hay quien asegura que si ostenta el nombre de «tapa», ha de ser siempre gratis. Las hay más contenidas y escasas, como los cacahuetes o patatas, y más generosas como las gildas, fritos o incluso elaboradas preparaciones con las que uno puede darse por comido –y bebido– en solo unas pocas rondas. Fuera de nuestras fronteras, el tapeo es un tesoro gastronómico muy preciado, de fácil exportación -aunque no siempre con resultados a la altura- y que ha despertado el interés de chefs y restaurantes de todo el mundo.

Algunas tapas con conservas de pescado para preparar este verano

escalivada de caballa La Tarifeña
Foto cedida por @codigococina. Tosta de escalivada con caballa La Tarifeña.

Si durante el confinamiento tu horno se ha transformado en un auténtico obrador de pan, tenemos buenas noticias: cualquier lata de Conservera de Tarifa le irá de fábula para preparar una tapa rápida y deliciosa. Como la tosta con filetes de caballa de La Tarifeña que prepararon en Recetas de Carmen y que acompañaron de lechuga, tomate, espárragos, huevo cocido, vinagre y con el aceite de la propia conserva. Otro aperitivo exquisito que combina ingredientes de la huerta y los mejores sabores del mar, es la tapa de aguacate con troncos de atún de La Tarifeña que proponen en Cocinar en Pareja. Y si buscas un entrante de impecable presentación y sabor sublime con el que sorprender a invitados, familiares o con el que hacerle un buen regalo a tu paladar, esa es la escalivada con caballa de La Tarifeña y huevos de codorniz que preparó Guadalupe, blogger gastronómica en Código Cocina. ¿Te has quedado con hambre? En nuestra tienda online encontrarás tus latas de conserva preferidas para un preparar un tapeo rápido y riquísimo en los días de verano.

Tapa de aguacate con atún La Tarifeña

receta tapa aguacate y atún

Receta de tapa, de primero, para compartir… Esta propuesta de Cocinar en Pareja resulta tan versátil como apetecible. Combina ingredientes de huerta y sabores del mar gaditano que resultan un verdadero manjar. Os animamos a elaborarla y, sobre todo, degustarla.

Ingredientes:

  • -1 aguacate

– 1 cebolla

– 1 tomate

1 bote de 190 grs. de troncos de atún La Tarifeña

– Queso rallado

Preparación tapa de aguacate con atún:

  • Paso 1: Cortamos el aguacate el láminas. Lo aliñamos con aceite, sal y limón.
  • Paso 2: Cortamos los tomates en dados y lo aliñamos con aceite y sal. Hacemos los mismo con la cebolla y unimos en un bol la cebolla y el tomate.
  • Paso 3:Para el crujiente de queso: ponemos en una plancha papel vegetal, echamos el queso rallado en el molde redondo 1min.
  • Paso 4: Pasamos a emplatar. En un molde redondo colocamos los ingredientes por capas, en este orden: aguacate, tomate, aguacate, tomate y finalmente coronamos con el queso tostado y el atún.

Una receta de tapa súper sencilla de preparar, deliciosa y, sobre todo, sana que seguro repites más de una vez.

Escalivada con caballa La Tarifeña y huevos de codorniz

tapa de escalivada con caballa

Esta es una receta que quita  el “sentío”. De presentación impecable, de sabor sublime por la combinación de ingredientes y, sobre todo, resultona, que es como la define su creadora. Guadalupe, bloguera gastronómica en Código Cocina presenta la elaboración de esta tapa tan apetitosa como saludable. Puedes encontrar sus deliciosos platos también en su Instagram. 

Mientras tanto, toma nota de lo fácil que es preparar su receta con nuestras conservas artesanales.

Ingredientes:

– 2 berenjenas grandes

– 2 pimientos rojos de asar

– 2 cebollas grandes

1 bote de 190 grs. de troncos de atún La Tarifeña

o 1 bote de 190 grs. de filetes de caballa de Andalucía La Tarifeña.

– 4 huevos de codorniz

– Germinados de cebolla (opcional)

– Aceite de oliva virgen extra

–  Sal

Preparación escalivada de caballa con huevos de codorniz:

  • Paso 1: Lava las berenjenas y los pimientos.
  • Paso 2: Retira la primera capa de las cebollas y pártelas por la mitad. Haz un corte a las berenjenas.
  • Paso 3: Coloca las verduras en la fuente del horno bien untadas en aceite de oliva y un poco de sal.
  • Paso 4: Ásalas a 200° durante 35 minutos aproximadamente o hasta que veas que están ligeramente tostadas. A mitad de cocción dales la vuelta para que se hagan de manera más uniforme.
  • Paso 5: Mientras, cuece los huevos de codorniz.
  • Paso 6: Una vez asadas las verduras, mételas en un recipiente tapado y deja que suden. Así las pelarás mejor.
  • Paso 7: Una vez frías, retira las pieles y las semillas. Parte las verduras en tiras finas.
  • Paso 8: Con ayuda de un aro de emplatar, forma el timbal alternando tiras de las tres verduras. Puedes echar un pelín de sal si han quedado sosas.
  • Paso 9: Coloca encima trocitos de la caballa o el atún en aceite.
  • Paso 10: Decora con medio huevo duro de codorniz y los germinados. Un consejo de Guadalupe, de Código Cocina: No tirar el jugo que hayan soltado las verduras. Se podrán utilizar como aliño para cualquier ensalada.

     

Ensalada original de troncos de atún La Tarifeña.

ensalada original de troncos de atun

Es tiempo de ensaladas y, por ello, cuanto más originales sean, menos aburridas y más apetitosas.

¿Os animáis a presentar este plato de manera original? Desde Conservera de Tarifa os proponemos esta propuesta original de Cocinar en pareja.

Una receta facilísima y sabrosísima, con el mejor atún de Tarifa y presentada en el bote de cristal del recipiente de atún.

Recordad que una buena presentación hará que sea aún más deliciosa.

Ingredientes:

– 1 patata

– 1 tomate

– 1/4 de cebolla o cebolleta (lo que más os guste de sabor)

1 bote de 190 grs. de troncos de atún La Tarifeña

– Sal

– AOVE

Preparación ensalada de troncos de atún:

  • Paso 1: Cocemos la patata en una cacerola con sal.
  • Paso 2: Seguidamente, una vez cocida, la pelamos y la chafamos y añadimos un poco de aceite. Será nuestra base para la ensalada. Al chafarla, la colocamos en el recipiente definitivo donde se vaya a presentar.
  • Paso 3: A continuación, rallamos el tomate, colocándolo encima de la patata y echamos sal al gusto.
  • Paso 4: Incorporamos la cebolla muy picada y los lomos de atún.
  • Paso 5: Coronamos la ensalada con las aceitunas picadas y aprovechamos el aceite de oliva de la conserva para aliñar la ensalada.

    Para preparar este plato, la cantidad de ingredientes dependerá del número de comensales. Preparad antes los recipientes donde se va a presentar la ensalada, para ir preparando cada paso en cada uno de ellos. Vuestro invitados quedarán sorprendidos.

Bocado de huevas de caballa La Tarifeña

bocado de huevas de caballa

Para aperitivos, tapas, cenas rápidas, y sobre todo, de éxito seguro es este bocado de huevas de caballa La Tarifeña. Las huevas son las concentraciones de huevos que contienen los peces, y aunque son bastante desconocidas en la cocina, en Conservera de Tarifa contamos con la conserva de las huevas de caballa. Un producto exquisito muy apreciado en el sur. Os animamos a probarlas en esta receta, fácil de elaborar y que permite muchas combinaciones. ¡Buen provecho!

Ingredientes:

– Rebanadas de pan o tostadas

1 lata de huevas de caballa de La Tarifeña

– 1 tomate en rodajas

– Paté de aceitunas negras o una picada de aceitunas negras.

– Unas hojas de lechuga, de canónigos o de rúcula

– Aceite de Oliva

Preparación bocado de huevas de caballa:

  • Paso 1: Corta el pan en rebanadas de grosor medio (2 cms. aproximadamente).
  • Paso 2: Coloca sobre el pan 2 rodajas de tomate finas.
  • Paso 3: Lamina las huevas de caballa y disponlas sobre el tomate.
  • Paso 4: Si cuentas con paté de aceitunas negras, dispón a lo largo de las láminas de huevas diminutas puntas de paté. Si prefieres aceitunas negras, pícalas finamente y coloca sobre las huevas.
  • Paso 5: Coloca una hoja verde para ensalada, bien lechuga, rúcula o canónigo, y aliña con aceite de oliva.

    Ahora es el momento de emplatar estos bocados, y elaborar tantos como seáis en la mesa. ¡Buen provecho!

Tortillitas de huevas de caballa La Tarifeña y cebolletas

tortillitas huevas de caballa

Esta original receta es una variante de las tortillitas de camarones pero realizadas con huevas de caballa en conserva, en vez de con camarones. La fórmula es del cocinero José Sánchez del restaurante El Roqueo de Conil y para elaborarlas ha utilizado huevas de caballa de la mítica marca La Tarifeña de Conservera de Tarifa.

Ingredientes:

1 lata de huevas de caballa en conserva de 120 gramos de La Tarifeña

– 4 cebolletas rojas frescas

– 25 gramos de perejil fresco

– 180 gramos de harina de trigo

– 250 mililitros de agua fría

– Sal

– Aceite de oliva para freír

Preparación tortillitas de huevas de caballa La Tarifeña y cebolletas:

  • Paso 1: Picar muy pequeño las huevas de caballas en conserva escurridas de su aceite, la cebolleta roja y el perejil.
  • Paso 2: Se echan en un cuenco o recipiente junto a la harina y el agua bien fría (es muy importante que el agua esté muy fria para que luego las tortillitas salgan crujientes.
  • Paso 3: Una vez echa la masa. Pondremos a calentar el aceite de oliva. Cuando esté bien caliente. Con la ayuda de una cuchara. Iremos echando cucharadas, una a una y las freímos, primero por un lado y cuando estén doradas, por el otro. El aceite debe estar a unos 180º .
  • Paso 4: Una vez fritas las escurrimos en papel absorbente y las servimos calientes.

Fantástica receta del cocinero José Sánchez, para la colección cocineros en conserva realizada para la Conservera de Tarifa en colaboración con Cosasdecome.

Las papas aliñás y el poder de una lata de melva

receta de papas aliñás

Ni la Cibeles, ni la de Trevi, la mejor fuente es la de papas aliñás. La sencillez de su nombre delata también la complicación de la receta, pero, ¡ojo! no nos confiemos, porque en temas de cocina no todo vale. Este es un plato que para que quede perfecto, requiere de un orden y, sobre todo, de unos ingredientes de primerísima calidad. Aquí van las instrucciones infalibles para preparar las mejores papas aliñás de la historia.

Papas aliñás con esencia gaditana

Dicen que Cádiz lleva las papas aliñás en las venas. Y puede que sea cierto, ya que no hay tapeo gaditano que se precie que no incluya esta sencilla pero sabrosísima receta en sus barras. Así que si echas de menos tus días en Tarifa, recuerda: las papas aliñás no son solo para el verano.

Los ingredientes

– 600 grs de patata nueva.

– Una cebolleta.

– Aceite de oliva virgen extra.

– Un chorro de vinagre de vino blanco o de Jerez.

– 2 huevos (opcional).

– Un poco de perejil fresco picado.

– Sal y algo de pimienta.

– Y, por supuesto, una lata de 280 grs. de melva, caballa o atún de Conservera de Tarifa.

El truco para que tus papas sean todo un manjar

Vamos a detenernos en las claves imprescindibles para que las papas aliñás sean eso, auténticas papas aliñás y no una reunión cualquiera de ingredientes. Uno de los secretos gaditanos mejor guardados para que queden de chuparse los dedos es, en realidad, un secreto a voces: la materia prima debe ser de excelente calidad. Es decir, buenos huevos, aceite de oliva virgen extra y una lata de conserva de pescado de Conservera de Tarifa que convertirá tus papas en un manjar exquisito, único y difícil de olvidar. La otra clave para que todo salga bien se encuentra en la preparación.

Preparación

Paso 1. La cocción de las patatas es una piedra angular más del plato. Las ponemos a hervir, sin cortar ni pelar, en abundante agua, con una pizca de sal y un chorro de vinagre blanco durante unos 20-25 minutos. El tiempo es fundamental. Hay que calcular el punto exacto como para que la patata no quede dura pero tampoco se deshaga. Un pinchazo de tenedor nos sacará de dudas sobre si ya están tiernas o no.

Paso 2. Colamos las patatas y esperamos a que se enfríen lo justo como para poder pelarlas. Mientras tanto, hervimos los huevos y cortamos la cebolla en aros o en tiras.

Paso 3. Pelamos las patatas, las cortamos en trozos medianos, añadimos la cebolla y las aliñamos con sal, perejil fresco, vinagre blanco y aceite de oliva –sí, el orden es importante-. También es conveniente que las patatas no se hayan enfriado del todo para que puedan absorber y empaparse bien del aliño. El aceite que contienen las latas de Conservera de Tarifa se puede utilizar perfectamente para la mezcla, ya que no incluye conservantes, químicos ni aditivos.

Paso 4. Removemos con cuidado y añadimos los huevos duros y la lata de Conservera de Tarifa que prefiramos. Para esta receta, la melva de Andalucía y la melva canutera son perfectas, pero la caballa o el atún son opciones también deliciosas.

Remakes de las papás aliñás

Las papas aliñás, además de deliciosas, sencillas y rápidas, son versátiles y admiten diferentes versiones en sus ingredientes. El tomate, las aceitunas o el pimiento casan bien con casi todo; con las papas aliñás, por supuesto que también. ¿Una última recomendación? Cómetelas todas al momento y no dejes ni una para mañana. Las papás aliñás son muy de carpe diem y como mejor están son en el día.

El arte de un buen bocadillo de conservas

Para hacer un buen bocadillo no hace falta un manual. Pero para preparar el mejor bocadillo de la historia, tal vez sí. Aquí van algunas claves que debes seguir para lograr el “bocata” di cardinale, el sándwich definitivo, el montadito que hará que seas la envidia de meriendas, cenas, comidas, desayunos y almuerzos. Incluso de los brunch, si nos ponemos anglófilos. No hablamos de un bocadillo cualquiera, no. Estamos hablando de un bocadillo con mucha historia en el sur de España y que hoy podría hacer las delicias tanto de restaurantes gourmet como de excursiones de colegio. Sí, hablamos del bocadillo de conservas de pescado, que cómo no, estará elaborado con latas de Conservera de Tarifa. Sigue leyendo y empieza a salivar.

Breve historia de los bocadillos y su relación con las latas

¿Sabías que los bocadillos son patrimonio inmaterial de la humanidad? De acuerdo. Puede que todavía no lo sean, pero alguien debería proponerlo. Además de la comodidad de poder disfrutar de un buen bocado en cualquier momento del día, de su portabilidad y de su fácil y rápida elaboración, el bocata también es un distintivo cultural y regional. En el caso del litoral andaluz, cuenta con una larga tradición unido a las latas de conserva de pescado.

La historia de los diferentes tipos de bocadillos –emparedados, paninis, choripáns…-, está íntimamente ligada al descubrimiento y manipulación del pan. Su origen se remonta al Antiguo Egipto y Sumeria, aunque ahí hablaríamos de shawarmas. En las poblaciones indígenas americanas ya existían, por supuesto, elaborados con tortillas de maíz. En España, los “chuscos” vieron la luz de forma oficial en el siglo XV, se afianzaron en las guerras carlistas y gozaron de gran popularidad durante las sesiones parlamentarias de las Cortes de Cádiz en las que se redactó la Constitución de 1812, la Pepa. Años más tarde, en 1762 durante una partida de cartas, John Mantagu IV conde de Sandwich inventó su versión inglesa. Fue en pleno siglo XX cuando el bocata pasó de tener reservado un sitio especial en nuestras casas, para tenerlo también en nuestro diccionario. El “chusco” cayó en desuso y todos empezamos a merendar, de forma oficial, bocadillos o bocatas.

El mejor bocadillo del mundo: el contenido

Los bocadillos son como las personas: lo que cuenta es el interior. El contenido, por tanto, resulta vital para no equivocarnos y dar en el clavo a la hora de lograr un bocata de campeonato: el bocadillo de conservas. En Conservera de Tarifa tienes donde elegir: caballa, melva de Andalucía, melva canutera y atún. Nuestras latas siempre se elaboran con materia prima de la mejor calidad, capturada con técnicas de pesca sostenible y tratada en procesos artesanales sin ningún tipo de químico, aditivo ni conservante.

La preparación

La preparación de este bocadillo no tiene mucho misterio, pero sí hay algunos factores clave que deberías tener en cuenta.

Paso 1.

Elige un buen pan de barra, cuanto más crujiente mejor.

Paso 2.

¿Qué lata de Conservera de Tarifa te apetece para el bocadillo de hoy? ¡Pues a por ella! ¿No te quedan en casa? Pásate por nuestro Espacio Gourmet o por nuestra tienda on line y las recibirás en tu domicilio.

Paso 3.

El aceite que usamos en Conservera de Tarifa, tanto el de oliva como el de girasol, puedes echarlo sin miedo. El aceite de oliva de nuestras conservas es de intensidad suave para aportar las cualidades justas al sabor de nuestros pescados y el aceite de girasol aporta un sabor más suave que el aceite de oliva, potenciando más el sabor de nuestro pescado azul.

Paso 4.

Llegamos al momento de máxima concentración: cortamos el pan por la mitad, abrimos la lata de Conservera de Tarifa, derramamos el aceite y el contenido, y ¡voilà! Ya tenemos nuestro bocadillo de conservas. Rápido, comodísimo y delicioso.

Si te ves con hambre para un bonus track, y eres amigo de las mezclas, puedes untar el pan con tomate, añadir pimientos del piquillo –que casan a la perfección con la melva-, salmorejo o incluso mayonesa. También puedes probar a tostar el pan o experimentar con algunas alternativas al pan de toda la vida, como los tacos, baos o shawarmas que le darán a tu plato un toque exótico y seguro que delicioso.

 

 

 

Ensalada de Pimientos con Melva de Andalucía

ensalada pimientos con melva

Ensalada de Pimientos con Melva de Andalucía

Esta receta de ensalada de pimientos con melva es muy versátil. Además de poder sacarte de un apuro, te soluciona desde una comida rápida hasta un entrante para una cena con invitados.

Nuestra recomendación es que prepares esta receta con antelación, porque disfrutarás mucho más de su sabor.

Ingredientes:

– 7 pimientos rojos de asar

– 2 cebollas medianas (unos 150 grs.)

1 lata de Melva de Andalucía

– 2 huevos

– 150-200 ml de Aceite de Oliva (al gusto)

– Vinagre

– Sal

Preparación de ensalada de pimientos con melva:

  • Paso 1: Pon a calentar el horno a unos 200ºC (arriba y abajo)
  • Paso 2: Coge la bandeja del horno y cúbrela con papel de hornear. Pon encima los pimientos lavados y secos, la cebolla sin la piel.
  • Paso 3: Con un pincel y un poco de aceite de oliva, pinta los pimientos y la cebolla y vuelve a poner en la bandeja.
  • Paso 4: Añade una pizca de sal por encima de todas las verduras y mete en el horno a 200ºC durante 50 minutos.
  • Paso 5: Mientras se hacen los pimientos y la cebolla, pon a hervir agua y cuando esté en ebullición, añade los dos huevos con media cucharada de sal. Pasados 10 minutos, retíralos del fuego.
  • Paso 6: Pasado el tiempo de horneado, saca la bandeja del horno y con una hoja de papel de aluminio, tápala para que suden las verduras (de esta manera, luego será más fácil quitarle la piel a los pimientos).
  • Paso 7: Deja enfriar los pimientos y posteriormente retírales la piel. Ábrelos y límpialos de semillas y córtalo en tiras.
  • Paso 8: Corta la cebolla en trozos pequeños y ponlas en un recipiente junto con los pimientos.
  • Paso 9: Añade sal a tu gusto y aceite de oliva y vinagre.
  • Paso 10: Coloca los filetes de melva encima de la ensalada de pimientos.
  • Paso 11: Por último, coge los huevos duros y pélalos y córtalos en 4 trozos a los largo de cada uno y ponlos para decorar en la ensalada.

Croquetas de Atún

receta croquetas de Atún La Tarifeña

Croquetas de Atún

Os proponemos una receta de croquetas de atún, y por supuesto, si las elaboráis con atún de Conservera de Tarifa, serán todo un éxito. Las croquetas son una excelente opción como acompañamiento de un plato principal y elaborarlas con esta receta será muy sencillo. Y lo mejor de todo es que esta receta de croquetas de atún gusta tanto a todos que las croquetas desaparecen del plato antes de que os sentéis a la mesa. ¡Buen provecho!

Ingredientes:

1 lata de Atún en Conserva de 250 grs, ó 2 de 125 grs.

– 1 litro de leche

– 140 grs. de harina

– 180 grs. de mantequilla

– 1 huevo

– Pan rallado

– Aceite de Oliva

– Pimienta

– Sal

Preparación croquetas de atún:

  • Paso 1: Para hacer las croquetas de atún, primero tenemos que obtener la bechamel. Para ello, echamos la mantequilla en una cazuela, la calentamos, y luego añadimos la harina. Quemaremos la harina ligeramente durante unos minutos y luego echaremos la leche. Removeremos a fuego medio hasta obtener una salsa densa y rectificaremos de sal y pimienta.
  • Paso 2: Si la bechamel nos queda con grumos, le pasaremos la batidora en la misma cazuela.
  • Paso 3: Preparada la bechamel, añadiremos las 2 latas de atún escurridas de aceite y lo mezclaremos todo bien. La masa de las croquetas de atún tiene que ser lo suficientemente densa para que se pueda trabajar y hacer las bolas.
  • Paso 4: Con la ayuda de una cuchara, iremos cogiendo porciones de la crema a las que iremos dando forma de croqueta con las manos. Las croquetas las pasaremos por pan rallado, huevo y pan rallado otra vez antes de freírlas en aceite de oliva.
  • Paso 5: Una vez hechas las croquetas de atún, las dejaremos sobre papel absorbente y dejamos que suelte el aceite.

    Ya sólo nos quedará emplatarlas y que nuestro paladar lo disfrute.